Salud

tabla de vacunas

Te presentamos aquí una tabla orientativa de los períodos de vacunación, aunque es el veterinario el que debe aplicarlas según la legislación vigente en cada país.

 
6 a 8 semanas
Primera dosis vacuna trivalente (moquillo, hepatitis, leptospirosis)
Primera vacuna contra el parvovirus
 
 
12 semanas

Segunda dosis vacuna trivalente
Segunda vacuna contra la parvovirosis

 
6 meses
Primera vacuna antirrábica
 
Cada año
Vacuna antirrábica (obligatoria por ley)
 
Cada dos años
Vacunas contra el parvovirus y trivalente (opcional)

 

Enfermedades y parasitos a tener en cuenta

  1. Parasitos intestinales

  2. Parvovirosis

 

PARASITOS INTESTINALES
Aunque hay muchas especies de gusanos que son capaces de parasitar el intestino del perro, los más frecuentes son los gusanos blancos del tipo nematodos. Cuando más peligro tienen de padecer este tipo de infecciones es cuando son cachorros o adultos jóvenes.
Si un ejemplar tiene un gran número de parásitos puede afectar seriamente a su salud.
Este tipo de gusanos se distingue perfectamente en las heces del animal.
La curación se lleva a cabo mediante la prescripción veterinaria de antihelmínticos, que los perros toman cada dos meses a partir de los quince días y hasta cumplir el primer año. Después del primer año lo tomará cada 6 meses.

LOS PIOJOS
El piojo del perro es de color gris y tiene una longitud de unos dos milímetros.
Las liendres expulsan un líquido pegajoso que le permite adherirse a la piel del animal.
Los piojos del perro no son iguales que los de los seres humanos.
El tratamiento que se suele aplicar en estos casos es a base de sprays insecticidas. Y lavar al animal con champúes y lociones antiparasitarias.

LAS PULGAS
Las pulgas son unos insectos que se alimentan de la sangre del perro y crecen entre las escamaciones de su piel. Es una de las enfermedades más frecuentes en el perro y son muy difíciles de erradicar porque se reproducen muy rápidamente. Suelen anidar en los lugares más recónditos de la piel, como las axilas y provocan muchas enfermedades contagiosas, producidas por microbios provenientes de otros perros.
Existen en el mercado muchos preparados para combatirlas y también para pevenirlas. Un método preventivo son los collares antipulgas, que están impregnados de sustancias repelentes a las pulgas. El único problema que pueden presentar estos collares es que las sustancias en las que están impregnados no sean toleradas por el animal y le produzcan afecciones en la piel, irritaciones, o reacciones alérgicas.

LA SARNA
La sarna la ocasiona un ácaro que excava túneles en la piel, produciendo unos terribles picores al animal. En las zonas atacadas se produce enrojecimiento y pérdidas de pelo. Es una enfermedad que puede contagiar al hombre, por eso se debe tratar rápidamente, utilizando productos caricidas.
La mejor prevención para esta enfermedad es la higiene.

LA TIÑA
La tiña es una enfermedad causada por un hongo.
Se forman unas manchas en la piel que se descaman y pierden el pelo presentando en los márgenes una coloración rojiza.
El tratamiento se efectúa utilizando productos antifúngicos.
Es una enfermedad contagiosa para el hombre y para evitar el contagio hay que desinfectar las habitaciones y sus enseres.

EL MOQUILLO
Esta enfermedad debe su nombre a uno de los síntomas que aparecen en los que la sufren. Un líquido purulento que supuran por la nariz y los ojos.
El moquillo es una enfermedad producida por un virus que no ataca a las personas, pero es muy grave en los perros y se transmite con mucha facilidad entre congéneres provocándoles la muerte.
Los síntomas fundamentales son vómitos, diarrea, y fiebre alta, produciendo hiperqueratrosis, que es un acartonamiento en las suaves almohadillas de los pies.
Este virus ataca al sistema nervioso, a los pulmones y al sistema inmunológico.
En una segunda fase la enfermedad produce convulsiones encefalitis y parálisis.
La mayoría de los perros que la padecen termina muriendo y los que sobreviven, les quedan graves secuelas.
La única solución para esta enfermedad es la vacunación cuando es un cachorro

LA LEPTOSPIROSIS
Hay dos tipos de leptospirosis pero la más importante está producida por una bacteria la Leptospira ataca al hígado y se transmite a través de la orina.
El perro que padece leptospirosis tiene un gran abatimiento, padece ictericia en los ojos, fiebre, diarrea, y vómitos.
La enfermedad es grave, pero cogida a tiempo puede ser atacada eficazmente con antibióticos.

LA RABIA
Esta enfermedad está causada por un virus que ataca al sistema nervioso y se transmite a través de la saliva. Es la enfermedad más peligrosa que padecen los perros. Se transmite por la mordedura de un animal salvaje. En una primera fase los síntomas son poco claros al perro se le dilatan las pupilas y comienzan a producirse cambios en la conducta que terminan induciéndole a morder.
La siguiente fase es muy dolorosa y provoca en el animal una excesiva salivación, parálisis y rigidez muscular, el perro adquiere una gran aversión y al final muere bajo grandes sufrimientos.
La solución a esta enfermedad es la vacunación de los cachorros, que es obligatoria en la práctica totalidad de los países del mundo. No obstante cualquier animal que padezca la enfermedad, debe ser sacrificado de inmediato.

HEPATITIS INFECCIOSA
Esta enfermedad no se contagia a los seres humanos y también está producida por un virus que destruye
irreversiblemente el tejido hepático. Afecta básicamente a los perros más jóvenes de menos de un año. Los síntomas son ictericia, fiebre, vómitos y diarrea. La solución es la vacunación del cachorro.

PARVOVIROSIS
Es una enfermedad que apareció súbitamente en el año 1978 de manera masiva y al mismo tiempo en Inglaterra, EEUU y Australia. Esta enfermedad afecta a los cachorros, está producida por un virus y es muy grave y contagiosa. Los síntomas son vómitos y diarreas sanguinolentas que producen una gran deshidratación. Éstos síntomas se presentan súbitamente. Si el cachorro adquiere la enfermedad puede salvarse con un tratamiento veterinario a base de sueros en vena pero el mejor tratamiento es la vacunación para prevenir la enfermedad.
La vacunación además de obligatoria en muchos países, es necesaria para prevenir determinadas enfermedades, y es pieza fundamental en la salud del perro.